Y el romanticismo?

Comment

Uncategorized

Los que me conocen saben que no soy nada romanticona, toda esa parafernalia que a otros les encanta yo no la comparto, soy más terrenal! Pero esto no significa que un día me apetezca una cenita a solas con mi marido o sentarme tranquilamente en un parque a pasar un rato agradable….
Pero eso con niños se acabó! Ahora cuando voy al parque estoy corriendo detrás de mi niña, subiendola una y otra y otra y otra…podemos dejarlo en muchas repetitivas veces al tobogán, o cuando paseo con ella, si va en la silla llevas las manos ocupadas (nada de ir de la mano), y si no va en la silla peor, porque tienes que estar con las manos, pies, ojos y dientes preparados para ver y reaccionar hacia dónde sale corriendo..,.. Cuando ceno en casa ya lo hago tirada en el sofá, todos los días que puedo “turbocenas” y deseando irme a dormir! Pero esto es lo que pasa en muchas casas, no? Y no cambiaría este momento por ningún otro, al menos de los que ya he vivido!

El otro día le digo a mi marido, qué tal si esta noche cenamos en la mesa, con mantel, enciendo una velita y abrimos una botella de vino (todo un derroche porque luego 3 meses más tarde siempre tengo que tirar lo que sobró)? A lo que me contestó, me parece bien! Y tras un silencio imaginativo de lo que podía ser un reencuentro con las “cenas normales” vino la pregunta! Qué tenemos para cenar? ……. JUDIAS VERDES CON PATATAS!
Puede ser romántico tomarte unas judías verdes? Tiene el plato que acompañar a ese romanticismo o basta sólo con la actitud?… En aquel momento, íbamos en el coche, nos reímos y pensamos que mejor para otro día. Me pareció hasta más romántico una tortilla de patata, no?

No deberíamos perder las buenas costumbres como la de cenar en la mesa, pero últimamente me resulta tan difícil!!!!!

Deja un comentario