Te atacan?

1 Reply

Uncategorized

A quién no le ha pasado que está durmiendo plácidamente en la cama y llega un mosquito trompetero a perturbar tu sueño! Si lo oyes sólo hay dos opciones, o te ha picado ya y sigue buscando porque le has gustado o te va a picar en breve!

Y quien puede dormir entonces? A partir de aquí ya sólo hay dos tipos de personas, las que tienen que matarlo y las que se cubren la cabeza para no oírlo y seguir durmiendo! De cuál eres tu?

Yo indudablemente empiezo mi cruzada en busca del mosquito perturbador! Tal cual loca detrás de su presa. Cuando dormía sola, cerraba la puerta del cuarto, la ventana y encendía todas las luces y con almohada en mano, trapo, camiseta, zapatilla o lo que pillara, observaba con mucha paciencia a ver el mosquito aparecer! Y siempre, tarde o temprano el mosquito moría mientras me declaraba vencedora y volvía a mi sueño!
Ahora que duermo acompañada y siendo esta persona de las que pasan del mosquito, sólo me puedo permitir encender una pequeña luz y ver si lo encuentro. También pruebo a encender la luz del baño para despistar la atención del mosquito, a ver si se va! Me rocío de colonia (que realmente tengo mis dudas que sirva para algo). Tengo que decir que mi marido es habitualmente mucho más apetecible para los mosquitos que yo por lo que sé que no tengo las de perder!

Hay algunos que piensan que no merece la pena invertir el tiempo en descubrir al mosquito, pero… y las veces que va a ir a trompetear en tu oído y te va a despertar?

Algunos optan por el “fu-fu”, pero además de trastornar a todo aquel que aprieta el botón y siente el frío del gas al salir, apesta la habitación de tal modo que lo único que se pueden tener son sueños raros debido a los gases inhalados! Yo sin duda lo busco y el fu-fu lo dejo para el día siguiente!!

1 comment

Deja un comentario