Despedida

Comment

Uncategorized

Una noticia esperada y deseada pero no egoistamente. Quién me iba a decir que en sólo 5 años se podía coger tanto cariño a alguien, que me iba a dar tanta pena su marcha aunque era totalmente esperado! Impensable en la primera entrevista aunque previsible ya 9 meses mas tarde en la primera cena de departamento.
Mi Di se jubila y la voy a echar de menos.

Qué entrañable es hacer una comida de despedida en la que recordar los buenos y divertidos momentos vividos, comentar los planes futuros y recibir cariñosos consejos de los que uno nunca se olvida.

Qué importantes son las palabras de agradecimiento de alguien así, que te ha apoyado y defendido, a quien debes lealtad porque se la ha ganado.

Qué buenos recuerdos y qué buen sabor de boca deja una persona así, cosas para siempre y por las que merece casi todo la pena. Alguien que ofrece todo, con ganas de agradar siempre.

Mi Di se jubila y la voy a echar de menos.
A disfrutar!

Deja un comentario