Bajarse de los tacones

1 Reply

Uncategorized

La moda de las bailarinas y zapatos planos fue acogida con entusiasmo por muchas mujeres, entre ellas yo aunque de manera un poco tardía. Pero de lo que no éramos conscientes es que, una vez que te quitas nos tacones, tus pies ya no los admiten de igual manera! Es dificilísimo volverse a subir a ellos! No solo pierdes altura sino que además pierdes el glamour de saber y poder andar con ellos!
Tampoco ayudó en nada que pasáramos de la moda de bailarinas a todas horas a taconazo imposible!

Para empezar, hay tacones que no se pone igual una mujer que calza un 36 que una que calza un 39! Es una cuestión básica de ángulo de inclinación! Si calzando un 40 ya andas solo con las puntitas de los dedos de los pies, la del 36 tiene que dejarse las uñas largas para hacer equilibrios de danza! Las bajitas de pies pequeños lo llevan peor!

Para continuar, los taconazos imposibles de 12cm por mucha plataforma que lleven te hacen llegar a la luna sí, pero ni son cómodos ni sanos, es más, son peligrosos para la salud y ya no únicamente porque si te tropiezas a esa altura lo menos que te puede pasar es que te rompas un pie, sino que no son sanos ni para la cadera ni para la espalda. Con las bailarinas hiper planas pasa lo mismo!

Además, ojo a las plataformas ya que cuanto más rígida es la suela del zapato más caballo percherón pareces andando. Hay algunas que no saben andar con tacones nunca y por mucho que lo intenten no les sale bien…. Genética? Pero a mí me parece bien que lo intenten y se sientan guapas con sus taconazos! (algunas son un poco ridículas). Matizo que no es lo mismo no saber andar que no poder andar con tacones; si no puedes andar con esos concretamente, no te los compres o si te has dado cuenta tarde, no te los pongas!

Pero, por qué no encontramos en el mercado tacones “asequibles” y para el día a día? sí de esos de 5-6 cm que puedes ponerte para todo, que estilizan la figura disimuladamente y con los que puedes echar a correr si ves que pierdes el bus?

Además nos hemos acostumbrado a encontrar de todo, incluso zapatos, en las tiendas de “ropa barata”, con estas me refiero a esas que frecuentamos todas, que no son de conocidísimos diseñadores y que calcan temporada tras temporada las tendencias de pasarela, a precios de “poco pudientes” y que especialmente tienen las bailarinas hiper planas básicas en todos los colores.

Sea como sea, este “curso” que hemos empezado voy poco a poco a intentar subirme a los tacones de nuevo aunque ello me suponga tener que llevar unos zapatos alternativos una temporada por si llegara el momento en que no pudiera andar!

1 comment

Deja un comentario