Agendas

Como ya entramos en la organización del próximo año hay que pensar en qué tipo de agenda vas a usar. Es un tema muy particular, unos la usan de papel semana vista, otros dietario, otros la del móvil o la del ordenador, otros no usan porque tienen cabecitas privilegiadas…..
Y qué uso le das a la agenda? Algunos, como una amiga mia, lo usa como diario de lo que ha hecho ese día y las guarda y en ocasiones las consulta y nos cuenta lo que ese día habíamos hecho hace años! Yo suelo anotar todas las cosas que tengo y quiero hacer en el día de acuerdo a prioridades y las tacho a medida que las voy haciendo – suelo hacerlo a lapiz por si hay que borrar para no confundir lo tachado por hecho con lo tachado por error o porque he decidido hacerlo otro día -. Hay algunos que jamás anotan nada! Y para que la quieren? O es que nunca tienen nada que hacer? Otros sólo apuntan citas y no tareas? …..

Con el tiempo me he dado cuenta de que la norma es que las mujeres quizá “perdemos” más tiempo anotando y revisando nuestra agenda que los hombres que apuntan y olvidan! Qué pasa? Que las mujeres nos convertimos en previsoras, vamos más allá del día de hoy o de la mañana y las reuniones ni nos pillan por sorpresa (a nadie le puede pillar por sorpresa algo que ha apuntado en su agenda, pero a los hombres les pasa mucho!), ni tenemos que preparar las reuniones deprisa y corriendo. Quizá nosotras le demos mil vueltas a la presentación o al enfoque, mientras que ellos llegan muchas veces a lo que pueda ser!
Esto es una realidad, pero de dónde mis viene ese comportamiento? Es de la distinta naturaleza intrínseca de cada uno o es algo que hemos adquirido socialmente? Estamos las mujeres “diseñadas” para ser más organizadas o nos lo ha dado la sociedad?
A mí personalmente me encanta ser organizada y hacer “mis listas” de tareas o de pendientes para saber lo que me espera de día, semana y mes! Me gustan las agendas de semana vista para poder organizarme mejor y anoto las cosas en todas partes!!! Que cada uno piense lo que quiera!

Tus comentarios son importantes para mí