Abantos y El Escorial

Kids Life Vacaciones Viajar

No hay nada mejor para prevenir la depresión post vacacional que hacer planes “vacacionales” durante el fin de semana, no? Pues a eso nos hemos dedicado!

El sabado decidimos hacer un paseo por el monte Abantos en El Escorial. (Nos pilla cerca de casa)

Como mis niños son aún pequeños no podemos hacer largos planes, pero llegando en coche casi hasta el final del camino por un camino con bastantes dificultades  te permite hacer un paseo de 2km ida y 2 vuelta casi hasta la cima y parando en una fuente que es lo más atractivo para los niños!

Las vitas… Impresionantes y eso que los niños se lo pasaban mejor persiguiendo saltamontes que había millones!

image image image image  image

Los niños lo pasaron genial!

Gonzalo quedó fascinado con la vista del Monasterio de El Escorial, el castillo de los Reyes como él decía, así que el domingo nos acercamos a verlo!

Encantados con los jardines aunque la diversión son el cisne que hay y los peces, no solo los grandes si no también los pequeños que hay en casa una de las pequeñas fuentes!  Y Carlota a toda costa quería visitarlo por dentro y entramos un poco pero no teníamos tiempo para hacer la “visita de rigor” y son aún pequeños así que lo reservamos como plan más adelante!

image image image image

La verdad es El Escorial es tan agradable, me encanta pasear, su calles, sus tiendas… Y sus escaleras y cuestas tienen algo que lo hace encantador!  Después de la visita, tomamos algo en la terraza del Cafetín Croché y a casa a comer!

Me gusta poder hacer planes cortos con los niños, de medio día porque te permite hacer otra cosa o nada por la tarde y así parece que los días se amplían, es como si los estiraras al máximo, pero sin prisa! Algo cerca de casa que te permita tener dos partes de día y así se hacen el doble… Es psicológico pero es mi manera de estirar el fin de semana!

De vuelta al lunes, a la rutina y al atasco, puedo decir que hemos pasado un fin de semana estupendo!  Cómo ha ido tu fin de semana?