Y tú qué miras?

Comment

Uncategorized

Todos nos conocemos algunos defectillos que en algunas ocasiones pueden llegar a obsesionarnos.

Tengo dos amigas que tienen poquito pelo o no poco pero muy finito.
Tan fino que en las fotos siempre parece que hay un huracán sobre sus cabezas. Con una mínima brisa “sacan su melena al viento” mientras que el de la persona de al lado permanece impasible!
Una de ellas lo tiene además muy muy liso lo que parece que acentúa más su pequeña obsesión! Dice que los desconocidos, cuando hablan con ella, le miran el cuero cabelludo…..! Acaso miran a ver si le ven las ideas? Yo por mucho que mirara a un calvo tampoco se las vería….

Es muy incómodo ver como los demás observan tus defectos! Cuando te sale un grano sueles ser el primero en verlo en el espejo y no necesitas que otro te recuerde su existencia al darte los buenos días, o cuando no te has depilado el bigote…. O un michelín?

Lo importante es saber que todos tenemos nuestras cosas con las que no estamos contentos y buenísimo es ver cómo se tienen asumidos y se puede bromear sobre ellos! Yo, en confianza bromeo sobre los míos!
Además hay algunos defectos que simplemente por la forma de llevarlos en confianza, hacen adorable a su portador! El amor, el cariño y la admiración se forjan con los pequeños detalles!

Ser felices!

Deja un comentario