Sábado con Kids – quiero un bolso

Lo que hacemos los padres para que nuestros hijos estén contentos, o nos dejen de “dar la murga”! 

Tenemos cuatro millones de bolsos en casa, si 4 millones, no me he puesto nunca a contarlos, pero entre los míos y los que Carlota tiene, suyos, heredados, de las muñecas y los diy, debemos tener una cifra similar a eso exagerando sólo un poco! Jeje! 

Pues nos vamos de viaje y ella no coge ninguno, pero luego en nuestro destino quiere…… y mamá, ósea yo, piensa….. si compro trapillo y le enseño a hacerlo, lo mismo se entretiene……  así que dice, “esta tarde vamos a comprar trapillo y hacemos uno”….. pero luego no hay trapillo, así que compramos unas 20 pizcas de cosas para hacer un bolso y nos gastamos lo mismo o más que si hubiéramos ido a comprar uno directamente! 

Compramos unas borlas, unas bolsitas de arpillera, otras bolsitas de anclas, unos parches, una cinta…. y alguna cosa más por el camino! 

El resultado es más exclusivo, pero ya te dig yo que no es mejor, y la durabilidad…. bueno, dejémoslo en qué al menos es único, a no ser que otra mamá en la misma situación haya hecho lo mismo! 

Niña feliz, bolsos hechos por maná

Odio coser, se me da mal, así que hay parches que he dejado para que la termine la abuela!  

El dilema ha pasado de ser único porque no tengo bolso y quiero, a ser doble… cuál me pega más y qué puedo meter dentro! Yo no escarmiento! Eso sí, tenemos dos por el precio de uno y las emciones a la hora de elegir son mejores que la frustración de no tener! 

Qué has hecho últimamente con tus niños para que dejaran de darte la murga? 

Tus comentarios son importantes para mí