Romanticismo – nuevo punto de vista!

Comment

Uncategorized

Hace 4 años escribí un post sobre el romanticismo, aquello de lo que no soy fan pero que de vez en cuando apetece! Escrito con un tono de humor….podéis leerlo aquí.

Hoy al leerlo me he dado cuenta de que mi día a día sí ha cambiado un poco!  Ya no hacemos “turbo cenas”, usamos mantel para cenar, nos sentamos en la mesa y somos 4! 
No son turbo cenas porque mis hijos, especialmente mi hija se toma su tiempo cenando! Usamos un mantel todo trote que cuando lo compré para una comida en el campo me pareció mono pero ahora al verlo todos los días ya empieza a saturarme su rosa y sus fresas! Y cenamos todos al mismo tiempo porque sigo deseando que termine el día para irme a dormir, que el que se toma su tiempo en dormirse en este caso es mi hijo, Gonzalo! 
Así que, dónde encuentro el romanticismo? En el whatsapp!!!! Creo que hablo más con mi marido, o al menos más seguido, a través de whatsapp que cuando estamos juntos en casa con los niños, porque es que no nos dejan! 
El otro día queríamos escuchar una cosa en la tele y no pudimos…. entre el calla un segundo que quiero escuchar esto, tres o cuatro veces a Carlota, y Gonzalo que pregunta por qué o repite escuchar, te mira, y se pone súper atento a ver qué es lo que estas viendo y se ríe porque se cree que lo que tu quieres ver es gracioso… Pues se ha pasado y ya no te has enterado!

Gracias al whatsapp tengo algún momento de complicidad con mi marido mientras somos 4 los que estamos en la habitación, Es un poco triste? puede, pero si no estuviera no tendría ni un pequeño momento…y eso es aún más triste! 

Es cierto que con el whatsapp yo no llamo casi para nada! Que te acuerdas de alguien y piensas que le tienes que llamar pero ahora no puedes pues mandas un whatsapp, también vale si le tienes que recordar algo a alguien, tardas menos de 30 segundos y queda hecho! Pero se pierde un poco la calidad de las relaciones que se tienen con las personas, no ya a nivel romanticismo o amistad sólo, sino en todo! Pero hay que adaptarse a las vidas que llevamos y buscar recursos que nos ayuden a hacerlo más fácil …. porque si yo quiero decirle a mi marido que le quiero, lo tendría que decir a grito pelado en casa, superando el volumen de la tele con los sonidos estridentes de los dibujos, mientras él le hace cosquillas a uno de los niños que grita entre carcajadas “para, ya!!” Y la otra canta cualquier canción de frozen en el micrófono de la tablet!!!!! Es una casa de locos, si! Pero a mi me gusta. Y cuántas veces tendría mi marido que preguntarme qué? Que no te oigo….! En fin, el momento se pasa!
Qué hay de romántico en tu día a día? Cómo lo haces? 

Deja un comentario