Domingo de opinión: material escolar

Mira qué me gusta el material de papelería, hago Scrap! Me encantan los rotuladores, papeles, pinturas, libretas… todo! Pero es cierto y estoy 100% de acuerdo con la reflexión que se ha vuelto viral de esta librera, podéis verlo aquí

He visto niños enloquecidos porque no llevaban al día siguiente de haberlo pedido un profesor un libro, una flauta o un lápiz de dos colores! 

Creo que estamos perdiendo el norte, creo que debemos inculcar a los niños tranquilidad, recursos y cosas que les sirvan para la vida ya que viven en el momento maximo de inmediatez, eso ya lo han aprendido! Ahora deben aprender a reciclar, a reutilizar, a cuidar el medio ambiente y a colaborar! Pero nada de esto se oaprende gastando en material escolar! 

Este año he comprado cuadernos y ceras porque los del año pasado no valían, estaban muy estropeadas y las hemos reciclado en virutas para manualidades, pero nos hemos ahorrado los rotuladores, el año anterior nos ahorramos la mochila porque habíamos tenido que comprar dos el año anterior!  Creo que esta bien que los niños estrenen cosas, porque cogen el cole con más ganas pero también creo que nos estamos pasando!

Y mejor no hablamos de los libros…. los padres gastamos dinerales en libros de un solo uso, porque no se heredan! Por eso, por un lado aplaudo la iniciativa de préstamo de libro o herencia de libros del cole de mis hijos y aunque cuando son pequeños no puede aplicarse porque escriben en los libros, si es válido a partir de tercero de primaria, por lo que este año nos hemos ahorrado en los libros de Carlota, los ha heredado de los niños del curso pasado que los compraron “para el cole”, y sólo hemos comprado cuadernos de ejercicios! Pero por otro lado,no tenemos la posibilidad de usar la licencia digital de éstos, ya que está caducada, lo que hace que los niños tengan la obligación de cargar con el libro a casa! Y se pierden lo que les mola estudiar en el ordenador o la tablet! Pero es un pequeño avance! 

Tus comentarios son importantes para mí